10 Agosto 2007: SER DISTINTO

Llevaba un par de meses sin escribir, pero cuando algo me parece importante lo pongo aqui para que se vea, señal de que ultimamente no ha pasado algo que realmente me haya marcado para toda la vida. Hoy toca algo nuevo: el simple hecho de ser distinto.

Durante este verano he estado con mucha gente. Reconozco que de vez en cuando, aunque yo no quiera, me hago la victima y me quejo de que soy distinto, pero en el fondo me gusta ser diferente al resto. Y el porque viene a continuacion:

Me jode (y lo digo asi de claro) ser distinto por todas las criticas que recibo, lo que se habla a mis espaldas y la hipocresia de la gente normal (si es que se la puede llamar normal). El otro dia, tras volver de las ERA (Encuentros Roleros Andaluces), estando en la playa, un familiar mio me pregunto que “¿Que coño es eso? Ah, si, el rol ese raro con el que acabas matando gente”.
Me quede con los ojos como platos y los oidos sangrando despues de esa pollada. Yo se que hay mucha incultura en este pais (y mas en la gente que vivio la posguerra), pero es que me quede flipando. Alguien que entiende el rol como la definicion que se le da en los medios de comunicacion (una mentira que, contada muchas veces, se convierte en verdad): el rol es peligroso y puede hacer de tu santo hijo (no tan santo, que tambien roba en los chinos, fuma petardos cuando no lo ves y va dando por culo por a calle) se convierta en un asesino despiadado y loco.
Este topico, causado por el asesino de la katana (el de Final Fantasy VIII) y aquel esquizofrenico que albergaba 43 personalidades distintas en su interior (que de eso la culpa tambien la tendria el rol, pero total, para pasarselo por el forro de los cojones, que es lo que hacen la mayoria de padres gilipollas, eso no cuenta), es el causante de que rol=diablo. Algo completamente erroneo, pero si Antena 3 o TVE lo dicen, va a misa. Esos generalismos me tocan los huevos, porque asi Zetape, Ansar o quien este al mando nos dirige como si el fuera el “master of puppets” y nosotros las “puppets”. Y no me da la gana creer lo que otros quieran que yo crea. Por eso me gusta ser distinto. Me fastidia porque en mi ambiente hablas de algo que sea distinto y al instante todos dicen: “¿Mande?”, o bien la gente se pitorrea de ti. Eso fastidia, y mucho. Pero nadie sabe lo que pasa en la mente de los otros cuando se rien de ti o similares. Me ha costado 17 años entenderlo, pero el hecho de pensar que estan mas vacios que tu y mas jodidos basta para pasar de cualquier insulto o burla con creces. Ahora ya no me preocupo por ser distinto, lo que me preocupa es la ignorancia y la estupidez de las personas, que, como ya nos dijo Einstein, es infinita.

Para finalizar la entrada (cortita, pero intensa) voy a citar una frase de una buena amiga mia, que creo que merece ser vista para todos aquellos que se consideran distintos: sentios orgullosos de ser vosotros mismos, porque “Los raros son ellos, no yo”

Anuncios

20 Junio 2007: Y A NOSOTROS QUIEN NOS QUIERE?

Cuando salgo a la calle en primavera, verano o cuando sea, me pongo enfermo. No, no me dan enfermedades ni nada de eso, es otra cosa. Y esta enfermedad la sufren otras muchas personas, algunas porque así lo han buscado y otras sin merecerlo. No es letal, pero permanece durante mucho tiempo en las personas y se hace notar. El nombre: soledad.
Yo tengo esa enfermedad cuando salgo a la calle. Cuando se te rechaza y eres “el amigo” porque no sabes ser otra cosa, apaga y vámonos. En serio, si ves a las parejas por la calle, acarameladitas y haciendose arrumacos, y ves que te exaltas, corre a tu casa y haz lo posible por socializarte. Puedes acabar mal. A mi me pasa.
Cuando tus colegas se echen novia y sigas siendo el estereotipo de pervertido que siempre anda buscando novia, echate a temblar, porque ten por seguro que al principio trataran de que todo sea igual. Mas tarde te distanciaras mas y mas…hasta el punto en que puedas decir adios a algunos de tus amigos por culpa de eso.
¿Qué culpa tengo yo de no saber entrarle a nadie para estar siempre solo en la calle? Aunque esté con colegas, estoy en el estado de “alone with everybody”, sobre todo cuando todos tus colegas estan borrachos, aferrados a sus novias y tu estás en medio de todo sin saber qué carajo pintas en semejante ambiente. Solo, pero rodeado de todo el mundo. Hay cosas tristes, y esta es una de ellas.
Siempre se suele decir que “ya te llegará” o “igual no es tu momento”, he llegado a escuchar hasta “para qué coño te hace falta?”. En serio, si me hubiera dado resultado garantizo que defendería esas afirmaciones, pero hasta que no den su fruto seguiré con mi opinión de que son más falsas que un billete de 30 euros.
¿Por qué se empeña la gente en joderte? ¿Por qué cuando de verdad encuentras a una persona que vale su peso en oro, a pesar de que su fisico no sea asi, tu familia se encarga de echarlo por alto? ¿Por qué los que triunfan son los “rubio pollo con peinado fracaso escolar y con una scooter que da mucho por culo”? ¿Por qué “los más normales somos aburríos”? Las respuestas están a la vuelta de la esquina, pero parece que no quieren salir…
El problema de este tema no es simplemente manifestar que hoy en dia conseguir un/ novi@ que valga sea muy difícil, sino defender lo que uno es. Colgar el sanbenito de “pervertido y pajillero complusivo” a una persona sin tener mucha idea de cómo es no es sólo una falta de respeto, también es un craso error. Vivir en un ambiente donde se ignoran tus gustos y a nadie le importa lo que hagas, es otro error enorme. ¿Por qué, si a cada hombre le corresponde una media de 7 mujeres, yo no tengo ninguna? Debe haber alguna por ahi renegada o alguien que se este hartando, porque 14 mujeres para uno solo dan para mucho…
Que alguien me explique cómo “cuando menos te lo esperas y dejas de buscar la encuentras”. Normalmente nadie encuentra algo si no busca otra cosa, pero en este caso pasa algo mágico, casi diría que místico, porque si no buscas algo, no va a venir a tí. Si esperas que tu amigo te llame sin más para salir, equivocado estás, colega: primero búscate las habichuelas y luego hablaremos del tema. tendrás que llamarlo tropecientas mil veces antes de que te llame a tí. Pues eso mismo pasa con el tema de las parejas. Y es difícil tener paciencia, a menos que te la sople el tema, porque estar rodeado de estúpidos cabroncetes infantilones que te van restregando por la cara que tienen novia y tú no para no sentirse mierdas fastidia. Por fuera, cara de haberse tragado a Miliki. Por dentro, tu frustración crece y crece hasta que decides que debes largarte, y cuanto antes mejor.

Por último, y para quien no se haya enterado o no le quepa en su cabeza porque considera que “no es demasiado importante”: yo no soy un pervertido, ni estoy loco ni nada de eso. Simplemente me toca los cojones que me molesten con esas cosas y vayan dando falsas esperanzas por ahí para luego pegarte la ostia padre.
Si de verdad pensáis que estoy equivocado, hablad y dad pruebas de ello. Quiero verlo y me gustaría estar equivocado al 100%, porque en el caso contrario me puedo buscar una cueva para mí solito.

26 Mayo 2007: YO SOY FRIKI, Y A MUCHA HONRA!

Ayer, día 25 de Mayo, se celebró el Dia del Orgullo Friki (debido a que el 25 de Mayo se estrenó hace ya unas décadas la saga más famosa del cine: Star Wars). Pero, no obstante, el concepto de friki se aplica a todo el mundo (que es lo más gracioso: haces el gilipollas en la calle y ya te llaman friki). No sólo eso, el ser friki conlleva ser un marginado social, ser “un mierdas” y casi parece que dichos sujetos tengan la peste. Me baso para decir estas palabras en lo que he podido ver con mis propios ojos y lo que he oído a las espaldas de muchos: la gente odia a los frikis por ser como son. Un poco más tarde cogeré el cuchillo jamonero para ir destrozando esos mitos que tiene el populacho, mientras tanto voy a proceder a definir el término “friki” y a clasificarlos.

Puedo garantizar (y pongo a Dios por testigo, ya que está en todas partes) que el 90% de la gente que dice a otras personas “eres un puto friki de mierda” ignora completamente lo que significa la palabra friki. Yo lo voy a decir con mi propia definición (porque en la RAE no existe), pero si no os gusta y seguís teniendo esa tonta idea de lo que es un friki, allá vosotros, cuando lo vaya escuchando por la calle yo seré el que se ría.

Friki: Persona cuyos mayores gustos y hobbies giran en torno a uno o varios temas determinados. Algunos llegan a hacer de ello su vida y sus mejores amigos son similares a él. Normalmente se aplica este término a los aficionados al manga (otakus), a la informática (geeks),
a cinéfilos incansables de historias de ciencia ficción y , en general, a aquellas personas que de vez en cuando hacen cosas extravagantes (véase por ejemplo cambiar en un belén al niño Jesús por un muñeco de Yoda o de Goku, mojar un huevo duro en nocilla y comerlo mezclando ambas cosas, etc.). Gustan de coleccionar objetos acerca de lo que más les gusta (generalmente espadas láser y figuras de Yoda, Darth Vader o Luke Skywalker [de Star Wars], gashapones y figuras de PVC [por parte de otakus] y objetos muy relacionados con la informática [geeks]) y pueden dejarse enormes cantidades de dinero en ellas.
Es decir, acabo de reventar el concepto de friki de medio mundo: no son los personajillos gilipollas que salen en televisión haciendo el bobo (Pozí, Carmen de Mairena) ni cualquiera que sea muy amante de un tema es friki.

Ahora bien, ¿qué tiene de malo en ser friki, otaku, geek, etc.? La respuesta es simple: como vivimos en la sociedad de la gente estúpida y en la que los machotes son los que cortan el bacalao en cuanto a relaciones sociales, los frikis están mal vistos. Casi diría que son considerados “desecho social”. Craso error, señores. Cierto es que hay frikis a los que se les va un poco (o bastante) la olla (en ocasiones no son pocos), que gastan cantidades astronómicas en figuras, comics o similares y que tienden a hacer cosas extravagantes. Pero ahora digo yo: ¿qué es peor: estar tirado en un callejón, emporrado perdido, borracho hasta las cejas, cubierto de meados y vaya usted a saber cúantas cosas más, o simplemente ser friki?

Lo voy a decir claro: yo me considero friki (más bien otaku), pero soy friki al fin y al cabo. Y personalmente me toca los cojones ver al grupito de tontos de turno reírse de mí por llevar tomos de manga, figuras de PVC o con algún cosplay (disfraz basado en un personaje de manga, comic o de videojuego, para los neonatos en el tema). A mí y a muchos nos desprecian porque somos introvertidos y bastante tímidos. ¿Qué pasa con ello? A muchos de los frikis se los ha puteado durante su infancia (porque ya se sabe que los niños pequeños cuando se ponen en mal plan, a menos que seas su padre, échate a temblar) y prácticamente les han hecho la vida imposible. Ahora que encuentran su lugar los otros van a intentar fastidiar los planes de los puteados. Y no entiendo cómo la mayoría de la sociedad boba y alienada por la televisión, los partidos políticos y los placeres del hedonismo, es capaz de hacer ésto.

Los frikis no hacen daño a nadie: si no hay daño, no hay dolor, por tanto no hay mal. Un cani se te acerca, te roba hasta las pestañas y te quedas con cara de tonto sin saber qué decir. Pero claro, los canis hasta cierto punto les molan a las niñitas, ¿no?.
Tampoco se autodestruyen a sí mismos: es cierto que pasan horas y horas jugando a juegos de lucha 2D (y algunos géneros más) y al rol, buscando componentes y actualizaciones para PCs, traduciendo manga para colgarlo en Internet y subtitulando anime (manga animado). Ésto puede parecer la pérdida de tiempo más grande que hay. Pues bien, también hay que decir que la mayoría rehúsan ver la televisión (y bien que hacen, porque para ver a tal famoso peleándose con tal famosa porque ambos se han pegado un revolcón y resulta que no les ha gustado…) salvo si es para ver anime o películas de ciencia ficción, en cuyo caso es de los pocos momentos que permanecen anclados a la caja tonta. Sin embargo yo he visto a la gente que desprecia a estos sujetos estar mucho, muchísimo tiempo viendo las porquerías que hay en televisión, yendo a cualquier botellona para no darse cuenta de lo vacías que están sus vidas, maquillándose como zorras y visiténdose como tíos duros para ver a quién se llevan al catre y comprando objetos inútiles para luego dejarlos en el baúl de los recuerdos (o en su defecto si cabe metérselos por el culo, ya que a veces se aburren).
Es cierto que muchos frikis son unos salidos, pero si algo hay que decir es que respetan a las mujeres más que otras personas (cualquier niñato quinceañero es capaz de tratar peor a una chica que un friki). También se dice por ahí que presentan mucho infantilismo. ¿Y qué hay de malo en ello? ¿Acaso alguien se ha parado a mirar al resto de la gente normal? Cada vez hay más inmaduros, gente más irresponsable y más “botelloneros insaciables de sexo, drogas y reggaeton”. Vamos a dejar las cosas claras: hay frikis no recomendables, pero la mayoría son mucho mejores personas que otros muchos que hemos ido encontrando a lo largo de nuestra vida.
Vamos a ser razonables y a dejar los prejuicios para otros, porque yo a esta gente no le veo cosas tan malas como para que tengan el trato de burla y asco que se les tiene por la sociedad.
Por último, y para concluir: ¡yo soy friki, y a mucha honra!

22 de Mayo 2007: ROUND 1: Fight!

Hay muchas cosas tristes en este mundo, las hay ridículas, están aquellas que tocan los cojones a base de bien y por último existen aquellas con las que te partes el culo de risa porque son absurdas.
Yo tengo varias cosas tristes en mi vida (estar en el colegio en que estoy, falta de pareja), alguna que otra cosa ridícula (que no mencionaré por razones obvias), varias cosas que me tocan los cojones (de las que hablaré en sucesivas entradas), y alguna que otra cosa de la que me descojono porque tiene un grado de incomprensibilidad fuera de lo común. Este es el caso con el que estreno mi blog: una pelea.

Salgo del recreo con un amigo mio, y bajando la calle veo a un niñato medio loco corriendo a toda leche. Tras él, una legión de personas intenta detenerle.
¿Por qué corren? me preguntaba curioso, mientras seguía andando tranquilo. Cuando tuerzo a la derecha, mi amigo y yo nos encontramos el pastel: el colega (al que llamaremos A) estaba corriendo porque iba a partirle la cara a otro (denominado B). Cabe reseñar que el amiguito A se había traído a su guardia suiza particular: unos cuantos tipos amenazadores para que cubrieran sus espaldas, pero bastaba darles 2 tortas para salir en desbandada llamando a su mamá.
Entre unos pocos consiguen detener al chaval A, pero qué pasa? Que vienen sus amiguitos defensores a quitarle a toda la gente de encima a empujones, y a ostias si hace falta. Instantes después se ve cómo A coge a B y le da una ristra de bofetadas, puñetazos e insultos. Mientras que los amigos de A están metiendo baza porque les gusta el jaleo, los amigos de B tratan de separar a A. B corre como un condenado hasta volver al colegio, y A se queda frustrado, rodeado de gente y gritando improperios contra el tipo al que acababa de pegar.
Todo esto lo vi tranquilo, hasta llegar un punto en el que empecé a partirme el pecho, pues nadie llega así por las buenas y se pelea con la primera persona que pase por la calle.
En la plaza de enfrente veo cómo A y su “ejército” (vease unos cuantos “machotes” y “tías buenas”) explican sus razones de la pelea a voz en grito. A la vez que ellos dicen un montón de mierda para acabar sin expresar nada, yo pregunto para informarme de las razones por las que uno le ha pegado al otro.
Es entonces cuando me descojono, orque al parecer se trata de una niña, una relación extraña que no llego a comprender, y todo se ha armado porque Fulanito de copas se ha liado con Menganita y a su vez Zutano ha insultado a Menganita o vaya usted a saber qué ha pasado en realidad, porque hay unas pocas versiones a escoger.
Me eché unas risas durante un rato largo: todo el follón se ha formado por una niña! Por un insulto y un lío se pegan…
Luego llegarán ambos padres y dirán: ¿Por qué a mi niño le han pegado? Ambas facciones se matarán con la mirada y quizá llegue a un asunto más turbio…
Pero ahora digo yo, ¿quién tiene realmente culpa de que estos acontecimientos se repitan a diario? Uno de ellos le pegó al otro (el acosado no le tocó un pelo, todo hay que reseñarlo), y una pelea callejera, a no ser que se trate de un nuevo juego de lucha 2D, es digna sólo de gentuza.
La culpa realmente la tienen los padres, que les importan un huevo sus hijos, vienen tan cansados del trabajo que no tinen ganas ni tiempo de preocuparse por sus hijos y se creen que son muy buenos…Primero las malas notas, luego las malas compañías y, finalmente, peleas con cualquiera (evidentemente, cuanto más dinero tengan los progenitores de este pequeño cabrón, más sinvergüenza será el susodicho)
Pero qué me decís del colegio? Estando en la calle bajo la responsabilidad del colegio, un acto como éstos implica sanción. Misteriosamente, en el colegio les suda el rabo a todos, y nadie hace nada por arreglarlo. Igual sucedió en su tiempo con los que se pasaban la “materia prima”(hasta hace relativamente poco tiempo), y nadie era capaz de mover un dedo para llamarles la atención.
Nadie hace nada por solucionar estas cosas que tan mala imagen dan, más bien nos dan igual e incluso nos gustan porque somos así de violentos, salvajes y españoles. Si esta es la sociedad que está mal, no quiero imaginarme dentro de unos años…
Al final acabaré cogiendo el MUGEN, diseñando sprites 2D con el Photoshop o similares y haciendo movimientos especiales para un Melty Blood en versión Granada City. Y sé de alguien que se sacaría a los top tiers de la manga…

  • Calendario

    • octubre 2017
      L M X J V S D
      « Dic    
       1
      2345678
      9101112131415
      16171819202122
      23242526272829
      3031  
  • Buscar