22 de Mayo 2007: ROUND 1: Fight!

Hay muchas cosas tristes en este mundo, las hay ridículas, están aquellas que tocan los cojones a base de bien y por último existen aquellas con las que te partes el culo de risa porque son absurdas.
Yo tengo varias cosas tristes en mi vida (estar en el colegio en que estoy, falta de pareja), alguna que otra cosa ridícula (que no mencionaré por razones obvias), varias cosas que me tocan los cojones (de las que hablaré en sucesivas entradas), y alguna que otra cosa de la que me descojono porque tiene un grado de incomprensibilidad fuera de lo común. Este es el caso con el que estreno mi blog: una pelea.

Salgo del recreo con un amigo mio, y bajando la calle veo a un niñato medio loco corriendo a toda leche. Tras él, una legión de personas intenta detenerle.
¿Por qué corren? me preguntaba curioso, mientras seguía andando tranquilo. Cuando tuerzo a la derecha, mi amigo y yo nos encontramos el pastel: el colega (al que llamaremos A) estaba corriendo porque iba a partirle la cara a otro (denominado B). Cabe reseñar que el amiguito A se había traído a su guardia suiza particular: unos cuantos tipos amenazadores para que cubrieran sus espaldas, pero bastaba darles 2 tortas para salir en desbandada llamando a su mamá.
Entre unos pocos consiguen detener al chaval A, pero qué pasa? Que vienen sus amiguitos defensores a quitarle a toda la gente de encima a empujones, y a ostias si hace falta. Instantes después se ve cómo A coge a B y le da una ristra de bofetadas, puñetazos e insultos. Mientras que los amigos de A están metiendo baza porque les gusta el jaleo, los amigos de B tratan de separar a A. B corre como un condenado hasta volver al colegio, y A se queda frustrado, rodeado de gente y gritando improperios contra el tipo al que acababa de pegar.
Todo esto lo vi tranquilo, hasta llegar un punto en el que empecé a partirme el pecho, pues nadie llega así por las buenas y se pelea con la primera persona que pase por la calle.
En la plaza de enfrente veo cómo A y su “ejército” (vease unos cuantos “machotes” y “tías buenas”) explican sus razones de la pelea a voz en grito. A la vez que ellos dicen un montón de mierda para acabar sin expresar nada, yo pregunto para informarme de las razones por las que uno le ha pegado al otro.
Es entonces cuando me descojono, orque al parecer se trata de una niña, una relación extraña que no llego a comprender, y todo se ha armado porque Fulanito de copas se ha liado con Menganita y a su vez Zutano ha insultado a Menganita o vaya usted a saber qué ha pasado en realidad, porque hay unas pocas versiones a escoger.
Me eché unas risas durante un rato largo: todo el follón se ha formado por una niña! Por un insulto y un lío se pegan…
Luego llegarán ambos padres y dirán: ¿Por qué a mi niño le han pegado? Ambas facciones se matarán con la mirada y quizá llegue a un asunto más turbio…
Pero ahora digo yo, ¿quién tiene realmente culpa de que estos acontecimientos se repitan a diario? Uno de ellos le pegó al otro (el acosado no le tocó un pelo, todo hay que reseñarlo), y una pelea callejera, a no ser que se trate de un nuevo juego de lucha 2D, es digna sólo de gentuza.
La culpa realmente la tienen los padres, que les importan un huevo sus hijos, vienen tan cansados del trabajo que no tinen ganas ni tiempo de preocuparse por sus hijos y se creen que son muy buenos…Primero las malas notas, luego las malas compañías y, finalmente, peleas con cualquiera (evidentemente, cuanto más dinero tengan los progenitores de este pequeño cabrón, más sinvergüenza será el susodicho)
Pero qué me decís del colegio? Estando en la calle bajo la responsabilidad del colegio, un acto como éstos implica sanción. Misteriosamente, en el colegio les suda el rabo a todos, y nadie hace nada por arreglarlo. Igual sucedió en su tiempo con los que se pasaban la “materia prima”(hasta hace relativamente poco tiempo), y nadie era capaz de mover un dedo para llamarles la atención.
Nadie hace nada por solucionar estas cosas que tan mala imagen dan, más bien nos dan igual e incluso nos gustan porque somos así de violentos, salvajes y españoles. Si esta es la sociedad que está mal, no quiero imaginarme dentro de unos años…
Al final acabaré cogiendo el MUGEN, diseñando sprites 2D con el Photoshop o similares y haciendo movimientos especiales para un Melty Blood en versión Granada City. Y sé de alguien que se sacaría a los top tiers de la manga…

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s