¡Selectividad, pétame!

Mientras paso a limpio un trabajo de Filosofía, que me huelo me va a llevar toda la noche, pienso cómo de irresponsables somos algunos para llegar al nivel de decir: “Joder, qué duro es 2º de bachillerato”. Luego diran que la culpa no la tenemos más que nosotros. En cierta parte sí. En otra parte…el gobierno se va a llevar la palma en la peor infraestructura educativa.

 Todo gracias a la maravillosa ESO: el paraiso de los gilipollas y los tocahuevos, donde no hace nadie ni la O con un canuto y van aprobando sin estudiar. 4 años en los que, si no pasas sin repetir, es que eres desmedidamente tonto o extremadamente flojo para siquiera abrir un libro.Reconozcámoslo: eso de que una persona pase de curso con nosecuantas pendientes es un atraso, y una vergüenza pública.

Aunque tampoco merece mucho la pena calentarse los cascos con esto, si total, el graduado de ESO sirve para usarlo de papel higiénico en caso de emergencia. 4 años de vida a la basura. ¡Toma ya!

 Luego llega el Bachillerato, con profesores que inentan hacer una mentalidad más estricta y mas enfocada a que estudiemos más, que luego vienen las vacas flacas y nos pillan con los calzones bajados. Tampoco se mojan mucho que digamos, y la alentación a estudiar y a dejarnos de tonterias es mayor, pero no por ello suficiente. 1º de Bachiller es otro año en el que medio se toca uno los huevos y empieza a abrir libros para aprender algo.

Y llegamos al premio gordo, a la veteranía de los colegios: 2º de Bachiller. Momento clave: los profesores están acojonados vivos porque “son los niños de Selectividad” y claro, hay que meter el programa a presión para que vayan bien. Hasta ahí vale, pero…un cambio de mentalidad tan radical es tan chocante que necesita un tiempo de saber dónde está, y lo acaba pagando. En mi caso lo pago con unas notas de primera intermedia mediocres, muy bajas para lo que puedo sacar. Lo reconozco: soy un irresponsable por no saber estudiar, y supongo que antes de aprender, uno se tiene que pegar la ostia padre para entenderlo. Espero que me sirva de algo este batacazo, pero tampoco es mi caso el único ni el más grave.

¿Y a qué se debe? Entre muchas cosas, porque no hay mucha gente que esté acostumbrada a empollar a diario y echarle las horas que merece.

Ese condicionamiento debería estar en la ESO, con una vista al futuro de que cuanto antes se nos mentalice, menos difícil nos resultará luego. Pero parece que esa idea brilla por su ausencia. No hay otra forma de explicar que muchos de nosotros sacásemos notas geniales en la ESO sin dar un palo al agua si no es diciendo que las cosas se estudiaban el día antes. Y eso ya no cuela. Con tochos de apuntes tan gordos como el Quijote va a estudiar otro el día antes, porque yo no. Nada, tocará joderse y tomarle un ritmo adecuado al estudio antes de que nos dejen el culo como un aro de baloncesto.

Por último, me parece que no vamos a ser la última generación que tenga este problema de no saber estudiar, sino que la cosa va in crescendo hacia unos límites que nadie se imagina, con leyes que apoyan que con 4 asignaturas se pase de un bachiller a otro, o bien la mitad de asignaturas suspensas para pasar de curso. Nos hace falta alguien que le eche un par de huevos y ponga a la educación en su sitio, sin importar que sea de derecha o de izquierda. Al fin y al cabo, el politiqueo lo pagamos nosotros con las notas. De personalidad, poco o nada se cuenta, lo único que vale es un número. Y si no entra en lo que quieres, te jodes por el gobierno y te lo callas, porque si no, la respuesta va a ser “A joderse. Haber estudiado”

Por fin entiendo de dónde me viene mi carácter ácrata  mi aversión hacia los partidos políticos principales…

9 Octubre 2007: LA OSCURIDAD ME HA ENVUELTO

Esta actualización es bastante inusual. De hecho no hay una sola entrada que no critique un tema determinado. Esta en concreto no es de crítica, simplemente es algo que he considerado importante poner aqui. Un relato corto hecho por mi que espero que se lea.

Oh Dios…menudo dolor de cabeza. No sé ni dónde estoy, tampoco sé qué pinto aquí. Me siento como si me hubiesen dado una paliza…aunque tengo curiosidad por saber en dónde diablos me he metido.
Miro a mi alrededor. No se oye nada, ni siquiera algún pájaro o un animal. Estoy en un bosque. Y, a juzgar por su aspecto, parece que nadie ha estado en el desde hace tiempo.
Su ambiente es gris y melancólico, casi tétrico. Todo tiene el aspecto de una sucia foto en blanco y negro…pero es la realidad. No hay más color que estos dos. No creo que esté soñando, me duele demasiado la cabeza como para una simple fantasía.
El paisaje es triste: pútridos árboles por doquier, con pocas hojas y obstaculizando el paso. Varios de ellos hacen que cueste caminar por el único sendero a la vista. Un camino en el que ya no se ven las huellas de la última cosa que pasó por allí, pues las casi perennes lluvias han disuelto en el barro toda esperanza de encontrar alguna pista.
No es de noche, pero la sensación que imprime este sitio en mi mente me hace pensar que la gélida y blanca luna no se verá desde aquí nunca. Los árboles, aunque casi desnudos, cumplen su función de aislar al bosque de toda energía lumínica.
La oscuridad me envuelve. Me guío por mis instintos y por una buena visión nocturna. Podría chillar como un demente y pedir a voces que alguien me saque de este lugar, pero…hay algo de aquí que me hace sentir llamado. Me adentro en tan triste jungla sin temor. Al fin y al cabo me recuerda a mi vida, y en un sitio que tiene un cierto paralelismo a mi vida no voy a tener miedo.

Tras un trecho andado, me encuentro una escena un tanto macabra: el esquelético cuerpo de alguien que se metió en el bosque el día y en el sitio equivocados. Sus ropas son simples harapos, desgarrados por algo que parece una raja provocada por una bestia salvaje, y bien salvaje.
Junto al esqueleto hay un cuervo, que se entretiene picoteando el cráneo del cadáver. Me empieza a enfermar su sonido, así que me acerco e intento ahuyentarlo.
Parece que lo he conseguido…cuando se me acerca y me suelta un picotazo en toda la cara. Casi grito de dolor, pero me contengo. La herida es superficial, pero escuece y duele. Y no para de manar sangre. Mientras tanto, el dichoso animal huye graznando y se pierde en el espeso bosque.
Podría maldecir durante unas horas, pero encuentro algo mejor: cerca del cadáver hay un antiguo rifle, y a juzgar por su aspecto es un Dragunov. No está nada mal, teniendo en cuenta que sólo tiene una bala gastada y que ignoro qué me depara este sitio, pero ya voy viendo que apunta maneras. Agarro el arma mientras vuelvo a escuchar al maldito cuervo graznar. Se va a enterar de lo que es un picotazo cuando le encaje un balazo en la cabeza. Avanzo en dirección a la procedencia del sonido del ave, pensando en mi siguiente movimiento.
Lo tengo a tiro…cuando una cosa aparece delante de mí. Es un panda.

¿Qué carajo hace aquí un panda? No tengo ni idea, pero pienso que debe ser algún panda con problemas físicos: la piel le crece a rodales, es poco menos que un monstruo y es enorme. El susto es mayúsculo, pero lo peor viene luego: el muy cerdo, en su afán de alcanzar al cuervo, me suelta un zarpazo y me hiere profundamente en el pecho.
Grito. El dolor es insoportable. La sangre no deja de manar y caigo al suelo, en el charco que ha formado mi líquido rojo. Alzo el arma e intento disparar para matar a ambos asquerosos, pero huyen y se adentran más en el dichoso bosque.

Estoy harto y herido. Ellos son mis presas ahora. Y van a morir. Como puedo me levanto y ando una larga caminata hasta descubrirlos. Juguetean como si no hubiese pasado nada. El cuervo se da cuenta de mi presencia, pero prefiere seguir picoteando al otro animal. El panda deforme ni se entera. Sin que ellos lo vean, alzo mi rifle, y me dispongo a disparar.
El gatillo casi está a punto de disparar las balas, cuando una voz, procedente de algún sitio desconocido, me habla:
“No lo hagas. No dispares. Puedes arrepentirte de ello. Y créeme, hay presas mucho mejores que esas dos. Te conozco demasiado bien para no saberlo, y sé que tú te mereces algo muchísimo mejor. Busca un poco más y mejor. Igual está más cerca de lo que piensas y, si esperas un poco, conseguirás una presa excelente, mucho mejor que las que intentas cazar. Te aseguro que, cuando la consigas, te vas a sentir casi un dios.

Una última cuestión: igual quieres saber quién soy. Te lo diré: soy alguien que se metió en tu misma situación hace tiempo. Te lo digo en serio: no te merece la pena. Ahora la decisión es tuya”
La voz se desvanece, y yo me quedo pensativo. Quizá porque me hicieron daño me obsesioné tanto que los quería de presas como fuese. Viéndolos bien, la verdad es que no me parecen nada especiales. Hasta el panda es horrible a la vista. No creo que tuviese mucho valor matarlos ahora.

Bajo el rifle y tomo un sendero para irme de aquí. Antes de conseguir salir de este sitio tan lúgubre, en una fracción de segundo distingo una cosa blanca, que no llego a ver bien, pero que me hipnotiza y me hace pensar. Se va tan rápido como vino, pero la he visto antes. Y voy a ir a por ella.

Mientras me quedo en mis pensamientos, voy en busca de esa presa y abandono ese triste bosque donde una vez fui herido y sufrí…Un bosque oscuro, triste y tenebroso donde espero no volver a caer nunca.

7 Septiembre 2007: TENGO ESTUDIOS, PERO VIVO BAJO UN PUENTE Y ME VEO OBLIGADO A COMER MIERDA

El título lo dice todo. Como la gente que me lee es gente inteligente (si no se cuela de casualité un cani que diga “usharnotahehte, que va disiendo por ahi que nuhotro zomo mala hente”), sabréis a la perfección a lo que me refiero.

Sí, los estudiantes. Los hay que les gusta la juerga a rabiar, a otros les gusta montar la de Dios allá donde pasan, otros son un poco más serios y también los hay gilipollas del todo (como en todos lados). Al fin y al cabo son personas, así que voy al meollo de la cuestión.

Imagina (o piensa, que para eso estudias) que terminas tu carrera con éxito. Eres una persona normal, con una vida por delante, ayudas a la gente con sus problemas y no te cagas en Dios cada vez que algo te sale mal. Todo se plantea de color de rosa: un futuro, una casa, familia…
Pues bien, amiguete/amigueta, vete quitando esos pajaritos de la cabeza. Prepárate para ir perdiendo el pelo que tengas, te salgan arrugas por doquier y te jodan hasta que se harten de ti. El pelo y las arrugas son el estrés. Lo otro, los superiores.

¿Por qué saco este tema a relucir? Es muy simple: como el tema me incumbe, lo comento para que algunas personas que se piensan que es taaan maravilloso empezar a currar se lo piensen (yo entre ellas).

Recuerda, al terminar tu carrera, cuando recibas el título puedes hacer lo que quieras con él. Si eres fumador/a habitual te aconsejo que te lo fumes con lo que te de la gana. Si no, siempre cabe limpiarte el culo con él, porque no sirve de nada. Lo que cuenta es:
– Un cuerpazo (con eso sacas trabajo seguro, aunque no sepas hacer ni la O con un canuto)
– Un papi que busque tropecientos enchufes en tal o cual empresa para que su niñito mimado de los huevos tenga algo con lo que vivir. No nos engañemos, todos sabemos que es un inútil y que la carrera la sacó jugando a las cartas en la cafetería de la Uni (en este caso, si no eres un/a pijit@ de mierda lo llevas crudo)
– Un aguante, paciencia y voluntad de hierro inhumanos, para así asumir fácilmente el “Ya le llamaremos si eso para hablar de su trabajo” o “Lo siento, tenemos la plantilla cubierta”

Si cuentas con eso, prepárate para el éxito. Si no, eres un fracasado. Acabarás bajo un puente, y con suerte en un cuchitril de 3×2 (espacioso, sí señor), comiendo comida del MacMierda y engordando como una foca porque no hay dinero para más (nota: allí te encontrarás al cani que no daba un palo al agua en clase y ahora gana más que tú) y aguantando un NO por respuesta siempre.
Te tocará pagar un huevo de hipoteca (con un poco de buena suerte tus hijos la heredan), llegar a fin de mes será un sueño, tus superiores en el trabajo (si encuentras uno), te tratarán como mierda o te darán por el orto bajo pena de despido.

¿Ese es tu sueño? No te preocupes, estudia como un cabrón, saca tus estudios como nadie y sé el más ermitaño de todos por estar estudiando en vez de preocuparte por mejorar un poco como persona. Tus superiores te lo agradecerán con 15 centímetros (¿tan pocos? pensaba que eran más hombres para tan poco) de carne rellena de sangre en el culo, o bien denigrándote como si fueses un pelele.

La puerta está abierta. Pasen y vean, señores…

31 Agosto 2007: NO HUYAS, LO HAS HECHO TANTAS VECES…

Nadie es perfecto. Una verdad como un puño. Si alguien hubiera perfecto, tendríamos un problema serio. Aunque no lo hay.
Pero por mucha satisfacción que haya por no ser perfecto, hay algo que realmente me molesta: la cobardía. ¿Por qué?
Yo la tengo.

Siempre se ha dado el caso de una situación en la que tu vida o tu valor estaban en juego, y siempre has escogido salvar el culo, aunque eso repercutiera luego en tí. En mi caso sólo me atreví a salvar el culo, por miedo a lo que pudiese pasar.

No es malo callar las cosas, es pésimo. Lo sé por experiencia propia, y por haberla liado por miedo. Por no decir las cosas en su momento, y por no tener huevos para decirlas cuando hay que decirlas.

No estoy orgulloso de mí por esa razón: hasta ahora he demostrado ser un cagado que siempre evita ser violento y no le gusta decir determinadas cosas por miedo a la reacción de tal o cual persona. Y por esta simple razón soy un mierda, por no haberme atrevido antes a decir algo que tenía que decir, y algo muy importante para una persona muy importante.

No seas como yo. Ten valor y di las cosas a su debido tiempo. Lo has hecho tantas veces…estado a la sombra de otros…escuchado tantas bobadas…es hora de que lo digas. Dí a quien te interesa lo que tienes que contarle a su debido tiempo, y no esperes demasiado. Puedes acabar bastante jodido, como yo.

28 Agosto 2007: EL MUNDO SE VA A LA MIERDA

Sí, el título es fatalista com el que más, pero le viene al pelo para los últimos días, al menos para mí. Falta de lluvia, niñatos por doquier y el simple deseo de tocarle los huevos a alguien porque el aburrimiento impide divertirse. Si tanto se aburren, ¿por qué hacen compra conjunta de una parabellum y juegan a la ruleta rusa? Igual libran al mundo de su estupidez.

Sí, como lo escribo. Hablo de esos gilipollas: los canis. Capullos Adolescentes No Inteligentes, según la Frikipedia. ¿Por qué no se van de una vez a la mierda y dejan de molestarnos? Porque dar por culo lo dan, y un rato largo. Un claro ejemplo:

Quedo con una amiga para darnos una vuelta. Paseando y casi llegando al lugar donde teniamos que ir, una panda de niñatos que no levanta tres palmos del suelo empiezan a meterse con nosotros, alegando que si lo que estabamos diciendo era para ellos. Y no, no lo era, como bien le hice saber al que iba de chulo de la piña de enanos. No solo nos joden sino que encima van a reirse de nosotros. ¿Eso es ser un “honrado ciudadano” como van publicando algunos por ahi? Creo que eso es ser un sencillo hijo de puta, en vez de un honrado ciudadano.

El sistema educativo que tenemos ahora está dando más tontos que nunca. Chulitos que van de guays por fumar porros, llevar siempre una navaja a mano, hacerse cortes en la ceja, ponerse mechas y peinado “fracaso escolar”, tener una scooter que despierte a los vecinos a las 4 de la mañana por un tubo de escape sin silenciador para decir “ole mis huevos” y para llenar el enorme vacío que hay en sus vidas. Así son ellos. Escuchando la primera mierda que ponen en la tele (para ellos todo lo que salga en la tele es DIOS), siendo unos incultos de primera y dedicandose a molestar al personal. Su vida, su forma de ser y el estorbo que suponen resumidos en esto. Me la sopla que venga alguien alegando que “no son todos asi”, porque parece que los sacan de una factoría de clones. Yo no les he visto hacer otra cosa que molestar, si habéis visto a alguno trabajando en algo serio y siendo honrado quizá me equivoque, pero mucho me temo que no es el caso.
Me molesta que me joroben una tarde, y más si es gente como esta. En vez de tanta educación de ciudadanía deberían enseñar más educación de modales. Un buen par de ostias patrocinadas por el Gobierno remediarían la situación bastante rápido, más que nada porque las ganas de tocar las narices se irían a otra parte. Pero no, los niños deben ser poco menos que santos (y tienen de santos lo que mi blog de lecturas y comentarios: practicamente nada).

Así nos va, de puta pena.

10 Agosto 2007: SER DISTINTO

Llevaba un par de meses sin escribir, pero cuando algo me parece importante lo pongo aqui para que se vea, señal de que ultimamente no ha pasado algo que realmente me haya marcado para toda la vida. Hoy toca algo nuevo: el simple hecho de ser distinto.

Durante este verano he estado con mucha gente. Reconozco que de vez en cuando, aunque yo no quiera, me hago la victima y me quejo de que soy distinto, pero en el fondo me gusta ser diferente al resto. Y el porque viene a continuacion:

Me jode (y lo digo asi de claro) ser distinto por todas las criticas que recibo, lo que se habla a mis espaldas y la hipocresia de la gente normal (si es que se la puede llamar normal). El otro dia, tras volver de las ERA (Encuentros Roleros Andaluces), estando en la playa, un familiar mio me pregunto que “¿Que coño es eso? Ah, si, el rol ese raro con el que acabas matando gente”.
Me quede con los ojos como platos y los oidos sangrando despues de esa pollada. Yo se que hay mucha incultura en este pais (y mas en la gente que vivio la posguerra), pero es que me quede flipando. Alguien que entiende el rol como la definicion que se le da en los medios de comunicacion (una mentira que, contada muchas veces, se convierte en verdad): el rol es peligroso y puede hacer de tu santo hijo (no tan santo, que tambien roba en los chinos, fuma petardos cuando no lo ves y va dando por culo por a calle) se convierta en un asesino despiadado y loco.
Este topico, causado por el asesino de la katana (el de Final Fantasy VIII) y aquel esquizofrenico que albergaba 43 personalidades distintas en su interior (que de eso la culpa tambien la tendria el rol, pero total, para pasarselo por el forro de los cojones, que es lo que hacen la mayoria de padres gilipollas, eso no cuenta), es el causante de que rol=diablo. Algo completamente erroneo, pero si Antena 3 o TVE lo dicen, va a misa. Esos generalismos me tocan los huevos, porque asi Zetape, Ansar o quien este al mando nos dirige como si el fuera el “master of puppets” y nosotros las “puppets”. Y no me da la gana creer lo que otros quieran que yo crea. Por eso me gusta ser distinto. Me fastidia porque en mi ambiente hablas de algo que sea distinto y al instante todos dicen: “¿Mande?”, o bien la gente se pitorrea de ti. Eso fastidia, y mucho. Pero nadie sabe lo que pasa en la mente de los otros cuando se rien de ti o similares. Me ha costado 17 años entenderlo, pero el hecho de pensar que estan mas vacios que tu y mas jodidos basta para pasar de cualquier insulto o burla con creces. Ahora ya no me preocupo por ser distinto, lo que me preocupa es la ignorancia y la estupidez de las personas, que, como ya nos dijo Einstein, es infinita.

Para finalizar la entrada (cortita, pero intensa) voy a citar una frase de una buena amiga mia, que creo que merece ser vista para todos aquellos que se consideran distintos: sentios orgullosos de ser vosotros mismos, porque “Los raros son ellos, no yo”

20 Junio 2007: Y A NOSOTROS QUIEN NOS QUIERE?

Cuando salgo a la calle en primavera, verano o cuando sea, me pongo enfermo. No, no me dan enfermedades ni nada de eso, es otra cosa. Y esta enfermedad la sufren otras muchas personas, algunas porque así lo han buscado y otras sin merecerlo. No es letal, pero permanece durante mucho tiempo en las personas y se hace notar. El nombre: soledad.
Yo tengo esa enfermedad cuando salgo a la calle. Cuando se te rechaza y eres “el amigo” porque no sabes ser otra cosa, apaga y vámonos. En serio, si ves a las parejas por la calle, acarameladitas y haciendose arrumacos, y ves que te exaltas, corre a tu casa y haz lo posible por socializarte. Puedes acabar mal. A mi me pasa.
Cuando tus colegas se echen novia y sigas siendo el estereotipo de pervertido que siempre anda buscando novia, echate a temblar, porque ten por seguro que al principio trataran de que todo sea igual. Mas tarde te distanciaras mas y mas…hasta el punto en que puedas decir adios a algunos de tus amigos por culpa de eso.
¿Qué culpa tengo yo de no saber entrarle a nadie para estar siempre solo en la calle? Aunque esté con colegas, estoy en el estado de “alone with everybody”, sobre todo cuando todos tus colegas estan borrachos, aferrados a sus novias y tu estás en medio de todo sin saber qué carajo pintas en semejante ambiente. Solo, pero rodeado de todo el mundo. Hay cosas tristes, y esta es una de ellas.
Siempre se suele decir que “ya te llegará” o “igual no es tu momento”, he llegado a escuchar hasta “para qué coño te hace falta?”. En serio, si me hubiera dado resultado garantizo que defendería esas afirmaciones, pero hasta que no den su fruto seguiré con mi opinión de que son más falsas que un billete de 30 euros.
¿Por qué se empeña la gente en joderte? ¿Por qué cuando de verdad encuentras a una persona que vale su peso en oro, a pesar de que su fisico no sea asi, tu familia se encarga de echarlo por alto? ¿Por qué los que triunfan son los “rubio pollo con peinado fracaso escolar y con una scooter que da mucho por culo”? ¿Por qué “los más normales somos aburríos”? Las respuestas están a la vuelta de la esquina, pero parece que no quieren salir…
El problema de este tema no es simplemente manifestar que hoy en dia conseguir un/ novi@ que valga sea muy difícil, sino defender lo que uno es. Colgar el sanbenito de “pervertido y pajillero complusivo” a una persona sin tener mucha idea de cómo es no es sólo una falta de respeto, también es un craso error. Vivir en un ambiente donde se ignoran tus gustos y a nadie le importa lo que hagas, es otro error enorme. ¿Por qué, si a cada hombre le corresponde una media de 7 mujeres, yo no tengo ninguna? Debe haber alguna por ahi renegada o alguien que se este hartando, porque 14 mujeres para uno solo dan para mucho…
Que alguien me explique cómo “cuando menos te lo esperas y dejas de buscar la encuentras”. Normalmente nadie encuentra algo si no busca otra cosa, pero en este caso pasa algo mágico, casi diría que místico, porque si no buscas algo, no va a venir a tí. Si esperas que tu amigo te llame sin más para salir, equivocado estás, colega: primero búscate las habichuelas y luego hablaremos del tema. tendrás que llamarlo tropecientas mil veces antes de que te llame a tí. Pues eso mismo pasa con el tema de las parejas. Y es difícil tener paciencia, a menos que te la sople el tema, porque estar rodeado de estúpidos cabroncetes infantilones que te van restregando por la cara que tienen novia y tú no para no sentirse mierdas fastidia. Por fuera, cara de haberse tragado a Miliki. Por dentro, tu frustración crece y crece hasta que decides que debes largarte, y cuanto antes mejor.

Por último, y para quien no se haya enterado o no le quepa en su cabeza porque considera que “no es demasiado importante”: yo no soy un pervertido, ni estoy loco ni nada de eso. Simplemente me toca los cojones que me molesten con esas cosas y vayan dando falsas esperanzas por ahí para luego pegarte la ostia padre.
Si de verdad pensáis que estoy equivocado, hablad y dad pruebas de ello. Quiero verlo y me gustaría estar equivocado al 100%, porque en el caso contrario me puedo buscar una cueva para mí solito.